Sentido adiós a Carlos Frías, impulsor de la siembra de palma de dátiles en el desierto de la Alta Guajira

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El ingeniero Agrónomo y reconocido líder social, Carlos Frías Gil, falleció a los 86 años en la ciudad de Bogotá.

Carlos Frías impulsó en el Departamento varias iniciativas en favor del sector agropecuario, como la siembra de palma de dátiles en el desierto de la Alta Guajira.

Esta producción a escala agroindustrial, mejoraría la alimentación de la población indígena y generaría empleos e ingresos económicos al territorio peninsular.

El proyecto desde el punto de vista de mercadeo, técnico, financiero y de evaluación económica es viable y fue precisamente el agrónomo Carlos Frías quien tocó todas las puertas del Gobierno nacional y regional, así como de multinacionales, para su financiamiento.

En algún momento se tuvo la convicción de que la propuesta de este ilustre profesional sería una realidad en bien de la Gran Nación Wayuú, por ello la misión israelí durante el gobierno del exgobernador (e) Weildler Guerra Curvelo, estaba evaluando la posibilidad de implementar la iniciativa.

Además de haber sido un destacado agrónomo, también estaba vinculado a la escritura y a la poesía. Trabajó en el Instituto Agustín Codazzi y finalmente se pensionó en el Congreso de la República.

“Acuñó una expresión con la que despedía sus escritos sobre La Guajira, tierra que amó hasta su último suspiro... Guajiramente”, aseveró Ángel Roys. El cuerpo del agrónomo arribó ayer al Distrito de Riohacha y sus honras fúnebres se llevarán a cabo a las 9:00 a.m. de hoy en el Cementerio Central de la capital de La Guajira.