Mary Stela Atencio Barros, ‘la morisquetera’ de Urumita fue bendecida con una casa que le regaló Silvestre Dangond

La nueva casa consta de dos baños, dos salas, dos cocinas, zona de labores, terraza, tres alcobas, cielo raso y acabados; está avaluada en $100 millones.

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mary Stela Atencio Barros dice que nunca trató a Silvestre Dangond de cerca, ella solo asistía a los bailes donde el artista urumitero actuaba y lo hacía por ser fanática de su música.

Hace unas semanas, Mary supo que Silvestre estaría en el ‘Cerrito del viejo moli’ grabando un video, por lo que ese día se levantó a las 3:00 a.m para escaparse al sitio rural donde se encontraba el cantante.

La misma dama relata que ese encuentro se dio por una revelación que dormida le hizo su difunto esposo Lucas Romero, donde le decía que bailara bien y “hasta ahí llegó el sueño”.

Cabe indicar que quien fuera  el marido de Mary Stela, fue el que hace muchos años la bautizó como la ‘morisquetera’ del pueblo, ya que siempre la invitaban a todas las fiestas para que divirtiera a los asistentes y por eso se ganó el remoquete.

Fue así como el día del encuentro con Silvestre, una hija de Mary, llamada Elva Cruz Romero Atencio, le dijo: mamá arréglate bien y le brindas un show a Silvestre para que él te atienda y te salude.

Recuerda  Mary que en medio de la idea de encontrarse con el artista encontró muchos obstáculos comenzando “con el madrugón”; luego el impedimento de los escoltas para acercase y ya estando en el sitio del rodaje para poder ingresar al local, se le ocurrió cortar un palo que lo utilizó como bastón.

“Yo le pedía al bastón que me ayudara para acercarme a Silvestre y así pasó. Estando cerca lo llamé y le dije:  aquí está una mujer que te quiere como un hijo, soy tu admiradora y yo vengo a bendecirte, pero no te abrazo porque estoy sudada por la caminata larga que realicé y tengo muchas lágrimas de alegría”, narró.

Y entonces sucedió lo inesperado: el cantante le contestó “Mary Atencio, eso no importa ven y te abrazo, con mi camisa te secaré tu sudor y tus lágrimas”.

Y entonces fue cuando algo que nunca imaginó le cambió la vida a la mujer. “Eso fue hermoso y espectacular, entre abrazos y besos en la frente y sin decirle nada me preguntó. ¿Tú tienes casa? Le dije,  no, solo un  rancho de bahareque”.

Acto seguido, Silvestre Dangond le ofreció a Mary regalarle una casa en Barranquilla, Valledupar o Cartagena, donde ella escogiera. “Pero yo le contesté que no, que la quería en mi pueblo”.

Hace pocos días comenzó en Urumita la construcción de la nueva vivienda para Mary Stela Atencio Barros, la cual está valorada en 100 millones de pesos, que incluyó  el diseño arquitectónico, los materiales y la mano de obra.

El inmueble consta de 2 baños, 2 salas, 2 cocinas, zona de labores, terraza, 3 alcobas, cielo raso y acabados. Mary solo deberá recibir las llaves.

Por este acontecimiento la señora ya ha recibido la visita de unas 4 mil personas provenientes de todo el país y a la prensa regional y nacional.

Hay que indicar que  hasta una delegación del Casanare vino a Urumita a conocer a la protagonista  de esta particular historia.

La misma beneficiada, quien se gana el sustento diario en un restaurante, dice que ahora es la mujer más alegre de su pueblo donde todos le desean muchas bendiciones a Silvestre Dangond y más éxitos en su carrera artística.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.