El llamado del procurador

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El gobernador de La Guajira ( e) y los alcaldes deben priorizar los recursos e invertir en las necesidades básicas de la comunidad, fue el llamado urgente del procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, en su visita a Riohacha.

El representante del Ministerio Público, cuestionó la forma como se están invirtiendo los recursos en La Guajira cuando los niños siguen muriendo por desnutrición y las comunidades indígenas no tienen acceso al agua potable.

Es decir los mandatarios deben tener claro que en medio de la crisis institucional, económica y social que atraviesa el Departamento y que afecta el vivir digno de las comunidades, los proyectos que se presenten en los Órganos Colegiados deben ir específicamente a la inversión social.

Los gobernantes deben darle prioridad a las necesidades de la comunidad y no a proyectos que poca contribución puedan tener para el mejoramiento de su calidad de vida.

Les corresponde entonces tener especial cuidado en la inversión de los recursos, para evitarse dolores de cabeza más tarde con las investigaciones de la Procuraduría.

El mensaje del Ministerio Público es muy claro, el deber de quienes ejercen los cargos de poder en La Guajira es trabajar por garantizar el bienestar de los niños y niñas, garantizar el derecho a la salud, a la educación y al agua potable, evitando invertir recursos en contratos que no tienen ninguna razón de ser frente a las necesidades insatisfechas de la comunidad en general.

Por lo tanto, les corresponde analizar detenidamente como van a priorizar los nuevos proyectos que presentarán a los Ocad y revisar los que ya se están ejecutando o los que están en proceso de legalización.

No hay espacio para más equivocaciones, cuando se emite una alerta de una autoridad como el procurador General quien recalca que poco se ha avanzado en la solución de las necesidades básicas de la comunidad de La Guajira.

Esta advertencia también va para quienes están aspirando a ser elegidos popularmente como gobernador, alcaldes, diputados y concejales, para que creen conciencia que deben llegar a servir y a trabajar por la comunidad y no a buscar ganancias a través de contratos millonarios que van en contravía de las necesidades primarias de la comunidad.