El nuevo encargado

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En pocos días el presidente de la República, Iván Duque Márquez, designará un nuevo gobernador en calidad de encargado para La Guajira, a raíz de la suspensión de la Procuraduría General de la Nación por tres meses a Wilbert Hernández Sierra, por presuntas irregularidades en un convenio de bilingüismo.

Al nuevo gobernador le tocará lidiar con un Departamento que sigue atravesando por una aguda crisis institucional y económica, que no le ha permitido avanzar en este periodo de gobierno de cuatro años que culminan este 2019.

La crisis institucional tiene nombre propio: dos gobernadores por elección popular y siete por decreto presidencial, en cuatro años de gobierno, lo que sin duda se convierte en un factor para que no se cumpla con los objetivos trazados en los programas de gobierno.

Lo lamentable de esta vergonzosa situación es que se atenta contra el bienestar de una comunidad que no ha logrado mejorar su condición de vida, el Distrito no alcanzó a avanzar en la ejecución de iniciativas sociales ni obras de infraestructura que le permitiera empezar a posicionarse como una capital de avanzada en el Caribe colombiano.

La dinámica indica, entonces, que un nuevo gobernador asumirá inicialmente por tres meses, nombramiento que, al parecer, ya se están peleando varios sectores políticos por aquello de las elecciones regionales previstas para octubre de este año, cuando en Colombia se elegirán nuevos gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles.

El llamado es entonces al presidente de la República, para que tome una decisión alejada de esos intereses políticos para brindar plenas garantías a todos los sectores que están enfrentados a una lucha por el poder departamental y territorial.

El nuevo gobernador que llega debe tener claro que asume en medio de serias dificultades que le tocará sortear de la mejor manera posible, especialmente en el seguimiento al proceso electoral, a la ejecución de algunos convenios y contratos que se vienen ejecutando, a la entrega de información solicitada por los entes de control, a liderar una serie de gestiones que tienen que ver con el día especialmente la atención en los temas de servicios públicos, salud, educación y migración, pero también a llevar unas relaciones de reconocimiento y respeto a la comunidad.