Editor Diario del Norte

Grid List

Definitivamente cualquier indicador que tomemos para medir la realidad económica y social del departamento de La Guajira, nos dan unos guarismos desagradables que negativamente los comenzamos a pelear con los que también afecta a las regiones de Chocó, Sucre y Vichada, cuyas necesidades básicas insatisfechas nos pone en la línea de pobreza, pobreza extrema y la desigualdad de ingresos, rayando el estado de miseria.

Francisco Justo Pérez Van Leenden, exrector de la Universidad de La Guajira, académico e investigador; Ricardo Márquez Iguarán, Ingeniero Civil, un caballero en todo el sentido de la palabra que se traduce en un ejemplo de honestidad y rectitud, fallecieron casi al mismo tiempo dejando un legado cultural a La Guajira, desde las diferentes actividades que realizaban de manera permanente.

Aunque su número sea preciso o impreciso, creemos que a lo largo de la historia económica de La Guajira, este Departamento ha vivido 14 bonanzas, menos o mucho más que a criterio de nuestras acepciones, correspondientes al periodo económico de abundancia de recursos que hemos tenido producto del contrabando para los particulares y actividades licitas de nuestras actividades mineras y agrícolas que la madre naturaleza nos ha dado a través de los recursos naturales, pero con ellas también ha llegado el despilfarro, las crisis que generan las fluctuaciones del dólar, la estrepitosa ciada de la economía de Venezuela y las plagas vegetales que atacan y destruyen los cultivos y las plantíos en esta sección del país.