Masacran a 2 trabajadores de finca en Campana Nuevo: muertos un joven y un menor de edad

Ángel Pinzón Solar, de 21 años y Albeiro De Ávila Álvarez, fueron asesinados en la finca La Esperanza donde trabajaban..

Judiciales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Como Ángel Enrique Pinzón Solar, de 21 años, natural de Ciénaga, Magdalena; y Albeiro De Ávila Álvarez, de 14 años, oriundo de Dibulla, fueron identificados los dos trabajadores de una finca asesinados ayer en la zona rural del municipio de Dibulla.

La masacre se registró hacia las 10:30 a.m en jurisdicción del corregimiento de Campana Nuevo hasta donde llegaron dos sicarios y dispararon de forma indiscriminada contra las dos personas.

De acuerdo a la versión entregada por la compañera sentimental de Pinzón Solar, dos desconocidos llegaron a la finca La Esperanza y le propinaron varios impactos de arma de fuego a su marido, a la altura de la cabeza y el rostro.

Precisó que ella alcanzó a salvarse porque uno de los sujetos se le acercó y le preguntó su nombre, lo cual la puso sobre aviso, alejándose de manera inmediata al notar las intenciones de los antisociales.

Del menor se conoció que en el momento de los hechos se estaba bañando en la acequia que circunda la finca. Hasta el sitio llegó el segundo sujeto y le propinó varios disparos en el cuerpo, muriendo a orillas del afluente.

Inspección

Personal de la Sijín desarrollaron la respectiva inspección y levantamiento de los cadáveres, trasladándolos hasta Medicina Legal de Riohacha para realizar las necropsias. Asimismo, iniciaron la correspondiente investigación para esclarecer los móviles de este hecho de sangre.

Es de mencionar que los más de 10 disparos que se escucharon en los predios alertaron a las personas de la zona, quienes informaron a la Policía y el Ejército Nacional.

“La gente no quería hablar. No obstante tras conocer el caso las autoridades llegaron al sitio y confirmaron el asesinato del menor y del joven”, reveló la fuente.

Hipótesis

Aseveró la fuente que este hecho puede determinarse como una venganza, teniendo en cuenta que atacaron a sus víctimas a quemarropa.

También se manejó la versión que los victimarios presuntamente buscaban a alguien en la finca y al no encontrarla decidieron asesinar a los que allí estaban presentes.

Temor

Tras conocida la trágica muerte de estas dos personas, en los otros corregimientos ubicados sobre la Troncal del Caribe, relacionaron el hecho con el panfleto que apareció en pasados días tras la muerte del jefe de ‘Los Pachenca’ en Guachaca, Santa Marta.

“Pese a los controles del Ejército y la Policía, los residentes de estos corregimientos siguen con el temor de abrir sus locales y salir a las calles”, afirmó un residente de Mingueo.

Finca de Eduardo Dávila

Al parecer, personas que trabajan en la finca informaron que los predios son propiedad de Eduardo Dávila, empresario reconocido en Santa Marta.

No obstante, se informó que dicha información pretendía ser confirmada por miembros de la Policía y uniformados del Batallón de Infantería Mecanizado # 6 Cartagena.

Al cierre de esta edición ni la Policía ni el Ejército Nacional se habían pronunciado sobre la información de quién es el propietario de la finca La Esperanza, donde se cometieron los crímenes.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.