Google confesó que espía a algunos de sus usuarios a través de su asistente

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un equipo de "expertos del lenguaje" contratados por la firma de Google aseguraron que escuchan aproximadamente el 0,2% de las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente virtual, lo cual prueba que una parte de las interacciones, está lejos de ser privadas y son sujeto de estudios.

Las empresas que gestionan asistentes virtuales como Amazon, Samsung y Apple, además de Google, aseguran que las conversaciones entre un usuario y su asistente son del todo privadas y que la interacción se produce exclusivamente mediante inteligencia artificial, es decir, que los únicos que “escuchan” al usuario son robots.

Sin embargo, Google explicó que ese pequeño porcentaje sí se escucha para, “mejorar la calidad del servicio” constantemente.

La revelación llegó de la mano del responsable de producto de búsquedas de la compañía californiana, David Monsees, quien publicó una entrada en el blog oficial de Google como respuesta a una información aparecida ayer en la televisión belga VRT NWS, que pudo acceder a alrededor de un millar de grabaciones de personas anónimas.

Las grabaciones fueron facilitadas al canal en lengua neerlandesa por uno de los “expertos” que Google había contratado en ese país para escuchar segmentos de las conversaciones y “comprender así las particularidades y acentos de cada idioma en específico”.

La firma, que ya ha anunciado que “tomará acciones” por la filtración al considerarla una “violación” de sus políticas de seguridad de datos, dijo que suele transcribir “una pequeña parte de los diálogos para ayudarnos a comprender mejor esos idiomas”.

También garantizó que estos fragmentos no van asociados a las cuentas de los usuarios y que a los expertos se les dice que no transcriban sonidos o conversaciones de fondo que no vayan dirigidas a Google.

Sin embargo, la estación de televisión fue capaz de identificar “direcciones postales y otra información delicada”, en las grabaciones, lo que les permitió ponerse en contacto con las personas cuya voz había sido grabada y confirmar que efectivamente se trataba de ellos.

“Una pareja de Waasmunster (Bélgica) reconoció inmediatamente la voz de su hijo y de su nieto”, sostuvo VRT NWS.