Sindicato de Cerrejón rechaza que por denunciar presuntas irregularidades despidieran a un técnico

Igor Díaz, presidente del Sindicato de Trabajadores de Cerrejón.

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El despido del trabajador Ermedis Cecilio Peñaranda Lacera, por parte de la empresa Cerrejón, generó una rápida reacción del Sindicato de Trabajadores, presidido por Igor Díaz, quien expresó su rechazo y alertó por lo que sería “el inicio de un proceso de discusión del nuevo pliego de peticiones”, en un marco de incertidumbre y desconfianza entre las partes.

En el documento, el sindicato revela que Ermedis denunció la compra de equipos que posteriormente fueron arrojados al basurero porque no servían y, por esa razón, las directivas de la empresa determinaron suspender su contrato a término indefinido.

“La cancelación del contrato de trabajo sin justa causa del compañero Ermedis, lesiona gravemente dos instituciones en la vida de Cerrejón: uno, la Política de Ética Corporativa y la estabilidad laboral de los contratos a término indefinido. De hecho, Ermedis, de manera valiente, había denunciado ante la división de Control Interno de la compañía, entre otros, potenciales hechos de corrupción en la compra de herramientas que no sirvieron para el propósito para el que fueron compradas y que además, al parecer, fueron botadas por orden de la administración del área en el que él trabaja”, se lee.

También habría denunciado el despilfarro en la compra de postes y de torres para el tendido de redes y lámparas de iluminación, pero Control Interno no le guardó el anonimato y se lo entregó a los denunciados.

Según el sindicato, “todo apunta a que el despido pretende callarlo y que se haya materializado no es más que un espaldarazo a quienes fueron denunciados. Yo no se qué tan ciertos sean los hechos de la denuncia, pero parece que es mejor en estos casos quedarse callado. Eso significa, que a partir de la fecha orientamos a nuestros compañeros de trabajo que se abstengan de poner en conocimiento de la administración cualquier sospecha de comportamientos que vulneren la política de ética, pues se arriesgan a que los boten de su trabajo”.

De acuerdo al escrito firmado por Igor Díaz, presidente del sindicato,“se supone que el área que administra el recurso humano, no es mero tramitador de las perversidades de la línea operativa y mucho menos cuando detrás de la propuesta de un despido está la destrucción de la estabilidad laboral y que de paso atenta contra el deber de denuncia”.

Así mismo, advierte que en el caso especifico de Ermedis, este “ya había sido amenazado con ser despedido por los superintendentes cuando lo llamaron a descargos mediante una presunta falta menor y que por fortuna el compañero demostró que la acusación era pérfida”.

En ese sentido, anticipan que este hecho y su transcendencia afecta el clima de la negociación próxima. “No vamos a permitir que el bien preciado de la estabilidad laboral, que tanto nos ha costado, quede en manos de irresponsables. Este sindicato en su historia de presencia de Cerrejón, ha sido proclive a las soluciones dialogadas, pero también ha sido contundente cuando la actitud de la compañía lo ha llevado a ello. En manos de la compañía está la consecuencia que se derive del próximo proceso de negociación colectiva, porque si su abrebocas es debilitar la confianza de la gente en la administración ya lo logró con el despido injusto al que nos hemos venido refiriendo”, puntualiza el comunicado.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.