Frontera colombo-venezolana por Paraguachón "no está militarizada" y fluye con total normalidad

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Una tensa calma se vive en la zona fronteriza de La Guajira con Venezuela, días después de que el presidente del vecino país, Nicolás Maduro, advirtiera el inicio de unos ejercicios militares en los límites de su territorio con Colombia y ordenara el despliegue de tropas a los estados de Táchira, Zulia, Apure y Amazonas.

Las maniobras que según el mandatario venezolano se extenderán durante 18 días iniciando el martes anterior, incluyen la puesta en marcha de un sistema de misiles.

"Ya las tropas están desplegadas en esos territorios”, afirmó Nicolás Maduro, quien aseguró que su homólogo colombiano, Iván Duque, "tiene un plan de provocación, un falso positivo para el mes de septiembre".

Por el anuncio de Nicolás Maduro, el Gobierno nacional se declaró en “alerta máxima”, no obstante el consejero presidencial de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales de Colombia, Francisco Barbosa, afirmó que el país “no entra en histeria” y “observa con detenimiento”, a la espera de las maniobras que el Ejército venezolano iniciará en la frontera.

“Lo que quiero decir es mucho detenimiento con esto y por supuesto una alerta máxima por parte de las mismas autoridades colombianas frente a cualquier movimiento de ese tipo de cosas”, afirmó Barbosa.

El presidente Nicolás Maduro ordenó ejercicios militares en la frontera de Venezuela con Colombia.

 

El funcionario señaló que Nicolás Maduro hace ese tipo de anuncios “cada vez que necesita oxígeno interno”.

Expectativa en La Guajira

Entretanto a la expectativa por lo que pueda pasar en la frontera, permanecen los habitantes de Maicao y del corregimiento de Paraguachón, ante la posible presencia cercana de tropas del Ejército bolivariano.

“Todo está en normalidad hasta el momento, gracias a Dios está saliendo y entrando la gente normalmente. Ayer fue un día que me tomé el trabajo de preguntar a las personas que uno conoce si habían muchos militares en la vía y me dijeron que antes por el contrario, las vías estaban despejadas”, afirmó Ricci Deluque, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Paraguachón.

En entrevista con periodistas del Noticiero Cardenal de La Guajira, la líder comunal sostuvo que la presencia de militares venezolanos se vio hace dos semanas por varios hechos de violencia presentados en la zona, sobre todo desde el peaje del corregimiento hasta Maracaibo. “La zona más restringida y peligrosa es desde el peaje hasta Paraguaipoa”, anotó.

Sin embargo mencionó que las personas que están en la primera entrada a Paraguachón –una parte donde se divide Colombia y Venezuela–, viven en zozobra por lo que pueda pasar. “Esperemos que esto sea una más de las habladurías que Maduro ha usado durante su mandato”, agregó.

Y enfatizó en que por ahora “la gente está llegando normalmente a comprar aquí a Maicao, incluso van hasta Riohacha y Valledupar, todo está normal, bastante pasajeros y vehículos esperando pasajeros. Al menos de esta parte todo está tranquilo”, apuntó la líder comunal.

Ricci Deluque, líder comunal del corregimiento de Paraguachón.

 

Entretanto el coronel Henry Sandoval Sánchez, comandante de la Policía Guajira, también dio un parte de tranquilidad indicando que el movimiento en la frontera se ha venido comportando de una manera normal.

“Cuando llamo normal es al comportamiento diario y común que tiene nuestra frontera, es decir, el paso de ciudadanos hacia Colombia para sus actividades económicas y viceversa”, precisó el oficial.

El alto mando manifestó que pese a la advertencia del mandatario venezolano, en estos momentos no se ve ninguna alteración que tenga relación con amenazas externas, “sino simplemente casos que afectan la seguridad ciudadana aquí y por lo que nosotros trabajamos todos los días”.

Coronel Henry Sandoval, comandante del Departamento de Policía Guajira.

 

Mencionó que del Estado colombiano no tienen ninguna instrucción diferente sino continuar haciendo presencia y garantizar la tranquilidad y el orden público.

“El Gobierno y nosotros como policías tenemos una misión constitucional que en este momento es seguir trabajando por mantener la seguridad. No tenemos ninguna otra instrucción, seguimos haciendo nuestro trabajo sin ningún tipo de alteración”, puntualizó el alto mando.

Amenaza de bombardeo

El funcionario de la Asamblea Nacional Constituyente –ANC– de Venezuela, Pedro Carreño, amenazó con bombardear Colombia en caso de que la República Bolivariana sea “agredida militarmente”.

El constituyente afirmó que “el país estaría en su derecho de responder al ataque”, y aseveró que el primer paso sería “derribar los siete puentes del río Magdalena que atraviesan de norte a sur a Colombia para dividirla en dos”. Carreño acusó al presidente saliente, Juan Manuel Santos, de no tener “cojones para cumplir la misión que le dieron”, y añadió que “salió dando lástima como (Álvaro) Uribe”.

Carreñó aseguró que Venezuela está bien blindada para resistir ataques extranjeros.

 

Destacó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana cuenta con aviones de caza Sukhoi Su-30, los cuales fueron fabricados en Rusia, para enfrentar una posible guerra.

Por otra parte, resaltó que el Partido Socialista Unido de Venezuela se integraría a la “guerra popular prolongada” con 1.200 batallones. “Chávez nos dejó blindada la revolución, desde el punto de vista de la defensa territorial”, señaló.

Rechazo a declaraciones de Carreño

Las declaraciones de Carreño fueron rechazadas por el diputado opositor venezolano Franklyn Duarte en entrevista con Mañanas BLU.

“Más que unas amenazas al aire, lo que quiere el dictador Maduro, el usurpador de Miraflores, es distraer la atención de la comunidad internacional para que no se siga mostrando la verdadera catástrofe que vivimos en Venezuela”, sostuvo Duarte.

“En segundo lugar, es para que prácticamente le dejen el territorio venezolano libre para que los grupos terroristas como Farc, ELN y otros, puedan operar libremente”, agregó.

Según el diputado, las amenazas no tienen sustento.

“Los militares venezolanos no están preparados para enfrentar ni siquiera la delincuencia que tenemos en nuestro territorio. Esa es la verdad. Quienes están en Venezuela uniformados y que pretenden, entre comillas, buscar una guerra, son los mismos grupos terroristas, los grupos irregulares indiscutiblemente con la vista complaciente de Nicolás maduro y la alta cúpula militar de Venezuela”, añadió el parlamentario.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.