Más de 30 mil estudiantes de Uniguajira afectados al no ser aprobado proyecto presentado al Ocad Regional

El sueño de los jóvenes estudiantes de la universidad podrían no cumplirse por la situación financiera que atraviesa La Guajira.

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Universidad de La Guajira es la institución de educación superior de mayor cobertura en el Departamento y alberga, según el último informe de rendición de cuentas, a más de 30 mil estudiantes de escasos recursos de esta y otras regiones.

Se trata de jóvenes que encuentran la oportunidad de cursar estudios superiores en la alma máter que gracias a beneficios como gratuidad educativa y otros como rutas, comedor universitario, escuelas deportivas, actividades culturales, servicios de salud gratuitos en el campus, asesoría y acompañamiento para el rendimiento académico, ayudan a culminar el proceso educativo y evitar la deserción.

Uniguajira es quizá la única oportunidad para los jóvenes pobres de la región de alcanzar el sueño de ser profesionales, esta visión ha hecho que a través de la gestión realizada por el rector Carlos Arturo Robles Julio, cuente con procesos de calidad y programas pertinentes con el entorno que responden a la problemática social, económica y ambiental a través de sus diferentes sedes en Fonseca, Maicao, Villanueva y Riohacha, además de los Centros Regionales de Educación Superior –Ceres– en Manaure y Albania.

De otro lado y para garantizar la excelencia, apuesta por la Acreditación de Alta Calidad de los programas académicos y la institucional; como resultado de este objetivo, ya Uniguajira cuenta con su primer programa acreditado, Ingeniería de Sistemas.

Sin embargo, hoy el sueño de los jóvenes de la Universidad de La Guajira no podría cumplirse por la situación financiera por la que atraviesa el Departamento y que impide realizar los pagos de los recursos que por ley debe hacerle.

Al ser Uniguajira una institución del orden departamental, su presupuesto para funcionamiento depende en gran parte por los dineros provenientes de la Gobernación, fuente de estos recursos son entre otros, regulados por las Ordenanzas 214 de 2007 y 232 de 2008, por la cual se establece la política general de ayudas, becas, subsidios a la educación superior.

Panorama desalentador

Para garantizar el pago de los recursos adeudados por la Gobernación a la universidad, que suman más de 76 mil millones de pesos, y que cubrirían las obligaciones con los docentes ocasionales y catedráticos para el primer semestre de 2019 y garantizar los salarios y prestaciones de segundo semestre de este año, el gobernador (e) de La Guajira, Wilbert José Hernández Sierra, presentó ante al Ocad Regional el proyecto de fortalecimiento del Fonedug.

La iniciativa busca dar continuidad a la política general de ayudas y beneficios en la financiación de matrículas para educación superior en el departamento de La Guajira.

En el desarrollo del encuentro, el proyecto fue retirado atendiendo la recomendación del Ministerio de Educación y el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, para que se realizaran reestructuraciones que permitan cumplir con los lineamientos legales, los cuales indican sobre revisiones a temas de sostenibilidad y a los requisitos metodológicos, generales y sectoriales para ser avalados por esta cartera.

De acuerdo a los docentes y alumnos de la institución, de no contarse con los recursos definidos a través del proyecto Ocad, no estarían dando inicio al próximo semestre académico.

Más de 1.000 estudiantes que fueron admitidos para el segundo semestre de 2019 se verían afectados.

 

Los miembros de los sindicatos universitarios como Isidro Brugés, aseguró que no existen las condiciones para dar inicio al segundo semestre académico del año, debido a la alta deuda con los docentes ocasionales y catedráticos.

La decisión pone en riesgo a la Educación Superior Pública del departamento de La Guajira y afectaría a más de 1.000 profesores que hacen parte de la institución en diferentes tipos de vinculación.

También se afectaría a más de 30 mil estudiantes que cursan programas de pregrado, posgrado y tecnológicos, como a más de 1.000 estudiantes admitidos para el segundo semestre de 2019.

La decisión también traería consecuencias económicas a los transportadores, como a las personas que prestan el servicio de pensión, que sustentan su diario vivir de esas actividades.

Proyecto será reestructurado

Muy a pesar de tener que retirar el proyecto, el gobernador encargado de La Guajira, Wilbert Hernández Sierra, aseguró que estará nuevamente revisando el proyecto para cumplir con los lineamientos del Ministerio de Educación Nacional, y volverlo a presentar en la próxima reunión del Ocad Regional.

Aseguró que estará reuniéndose con todos los estamentos de la Universidad de La Guajira, para que conozcan detalles del por qué se retiró y ventilar otras alternativas que permitan que se pueda iniciar el segundo semestre académico.

Añadió que existe toda la disposición desde su despacho para trabajar al lado del rector Carlos Robles Julio, en busca de propuestas alternas que permitan avanzar en el cumplimiento de los pagos que se adeudan al centro de educación superior más importante de La Guajira.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.