Estudio revelará detalles sobre la pobreza en Riohacha y las intervenciones a realizar para superarla

Indicadores revelan que el empleo informal, el bajo logro educativo y la falta de acceso a servicios básicos, son los de mayor recurrencia en los hogares.

La Guajira
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Luego de un año de investigación, el Centro de Pensamiento para el Desarrollo Guajira 360° junto al Banco de la República, presentan los resultados de su estudio: ‘La pobreza en Riohacha: diagnóstico, análisis y propuestas’.

El documento realiza un diagnóstico detallado de la pobreza en la capital de La Guajira y presenta las inversiones necesarias para avanzar en su superación. Los principales indicadores revelan que el empleo informal, el bajo logro educativo y la falta de acceso a servicios básicos, son las privaciones con mayor recurrencia en los hogares. Además, estas se concentran en la periferia y la zona rural dispersa, en donde coinciden con un alto porcentaje de población indígena. A partir de los resultados, se propone una intervención integral en cuatro sectores: educación, empleo, vivienda y servicios públicos, cuyo costo total se estima en 372,7 millones de dólares para el periodo comprendido entre 2019 y 2030.

El crecimiento económico en Colombia durante las últimas décadas ha venido acompañado de una importante reducción de la pobreza. De acuerdo con el Dane, entre 2010 y 2017, el porcentaje de personas en condición de pobreza monetaria en el país se redujo en más de 10 puntos porcentuales (pp) pasando de 37,2% a 26,9%. Sin embargo, no todas las ciudades han logrado avanzar al mismo ritmo del agregado nacional. Por ejemplo, entre las 23 ciudades principales e intermedias, la que más avanzó en este periodo fue Pasto con una reducción de 23 pp (de 43,2% a 20,2%), mientras que la que menos lo hizo fue Riohacha, en donde la incidencia de pobreza monetaria se mantuvo en 46,9%.

La geografía económica del país está estrechamente ligada a los resultados desiguales en materia de pobreza (Ramírez, 2016). En efecto, la ciudad de Riohacha, además de presentar el menor avance en reducción de pobreza, ocupa los últimos lugares en desempeño económico. En 2016, su PIB per cápita fue de 7,9 millones de pesos, 44,5% del PIB per cápita nacional y el menor entre las 23 ciudades principales e intermedias del país.

Lograr un mayor crecimiento económico es sin duda indispensable para impulsar el desarrollo de Riohacha. No obstante, su ausencia no justifica la persistencia en las precarias condiciones de vida de sus habitantes.

De acuerdo con las Naciones Unidas (2015), la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones en todo el mundo constituye un requisito indispensable para el desarrollo sostenible. Todos los seres humanos, sin excepción alguna, deben poder realizar su potencial con dignidad e igualdad y en un medio ambiente saludable.

Para cumplir con lo anterior, se deben crear instituciones que aseguren el acceso a servicios básicos, como educación, salud, saneamiento básico y agua potable, así como a una vivienda digna. Es indispensable el desarrollo de infraestructura que conecte zonas rurales y urbanas, los barrios pobres con los sectores más prósperos de la ciudad y en general, los lugares más avanzados con las zonas rezagadas.

De igual forma, en el desarrollo de lo anterior, será esencial conocer cuáles son las principales necesidades de la población, dónde se concentra la pobreza, cuántos pobres habitan en cada uno de los barrios y corregimientos de la ciudad y qué características comparten sus habitantes.

Con ánimo de dar respuesta a las anteriores preguntas, el objetivo principal de este documento es realizar un diagnóstico detallado de la pobreza en Riohacha y presentar las inversiones necesarias para avanzar en su superación.

El diagnóstico se extiende en el tiempo y el espacio, analizando algunos de los hechos históricos más importantes y caracterizando las necesidades a través de los distintos barrios y corregimientos de la ciudad. Adicionalmente, y teniendo en cuenta el carácter multidimensional de la pobreza, las inversiones planteadas abarcan cuatro sectores distintos: educación, empleo, servicios públicos domiciliarios y vivienda.

Existen diversos estudios que han abordado el tema de la pobreza en la capital de La Guajira. Sin embargo, ninguno cuenta con el enfoque propuesto en este caso. La Cámara de Comercio de La Guajira (2017) dentro de un informe socioeconómico del Departamento, presenta la evolución reciente de los principales indicadores de pobreza y desigualdad en la ciudad.

Por su parte, la Alcaldía de Riohacha (2015) como parte de la elaboración del Plan de Desarrollo 2016-2019, presentó una caracterización de la pobreza y de sus variables relacionadas para el periodo 2012 a 2015. Igualmente, el Pnud (2014) en línea con su Proyecto Objetivos de Desarrollo del Milenio, elaboró un diagnóstico socioeconómico de La Guajira en donde incluyó algunos indicadores para el caso específico de Riohacha. En general, la mayoría de los estudios existentes analizan variables agregadas sin ahondar mucho en las diferencias existentes al interior de la ciudad.

Este estudio se divide en seis secciones. La primera es introducción, luego en la segunda sección se presenta una breve reseña histórica de Riohacha; la tercera expone los principales indicadores de pobreza y exclusión social; la cuarta realiza un análisis espacial de la pobreza a través de los distintos barrios y corregimientos; la quinta presenta una propuesta de inversiones necesarias para cerrar la brecha en pobreza con respecto al promedio de las principales ciudades; y finalmente, la última sección expone las conclusiones de la investigación.

Es de mencionar que la presentación del estudio se llevará a cabo el próximo jueves 7 de febrero a las 8:30 a.m. en el centro de convenciones Anas Mai del Distrito de Riohacha, el cual contará con la participación especial de la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez; la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca; y el director del Centro de Estudios Regionales, Jaime Bonet.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.