Los negocios de la Troncal del Caribe no abrieron por temor a las amenazas del panfleto.

Durante 72 horas las poblaciones de la Troncal del Caribe, en Dibulla, tuvieron que vivir un “calvario” para obtener los artículos básicos para la canasta familiar, debido a que los comerciantes no abrieron sus negocios por las intimidaciones de un panfleto.

La poca iluminación y el mal estado de la vía han generado múltiples accidente y cobrado varias vidas.

Luego de varios meses de espera, el alcalde José Carlos Molina anunció que ya fueron superados los trámites de documentación que hacían falta para iniciar la obra de iluminación de un tramo de la vía que de Maicao comunica con el corregimiento de Carraipía.

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.