Ser la ‘Ciudad Verde’ del país, la ecoapuesta currambera

La Arenosa
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La política medio ambiental de la Alcaldía de Barranquilla, encaminada a reducir índices de contaminación y el rescate de más espacios verdes, ya tiene resultados concretos que mostrar. La punta de lanza es la siembra de 250.000 árboles en los próximos cinco años.

Ubicar a Barranquilla en sitial de honor, dentro del ranquin nacional de ciudades sostenibles y amigables con el medio ambiente, bajo parámetros internacionales, es otra de las apuestas en las que ha venido trabajando la administración distrital.

“No solamente estamos transformando la ciudad, sino que estamos haciendo un trabajo integral con muchas zonas verdes. Esto es una maravilla, más oxígeno para nuestras generaciones, baja la temperatura de la ciudad, Barranquilla se transforma y ha sido una bendición poder sembrar esta cantidad de árboles”, expresó el alcalde Alejandro Char Chaljub, una vez conoció los resultados de dos programas, bandera de la política ambiental, ‘Siembra Barranquilla’ y ‘Todos al parque’.

La base del trabajo lo constituye un indicador que cita el alcalde Char cuando tiene la oportunidad de referirse a la meta de convertir a ‘La Arenosa’ en la ‘Capital Verde’ del país, modelo en calidad de vida ecoambiental y de salud pública de sus pobladores, recomendado por la Organización Mundial de la Salud y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Los dos organismos internacionales destacan que lo ideal en los núcleos urbanos es que sus administradores garanticen, al menos, 9 metros cuadrados de zona verde por habitante, lo que se traduce en ambientes saludables para la vida. En este sentido, la ciudad ya tiene resultados que hacen prever que si no se baja la guardia se lograrán niveles de satisfacción general.

Al respecto, el director de la Agencia Distrital de Infraestructura –ADI–, Alberto Salah Abello, explicó que, en el 2005, la disposición de área verde para cada residente era de 0,95 metros cuadrados, pero con el trabajo hecho hasta el momento ya se cuenta con 1,4 metros cuadrados, gracias a la generación y transformación de espacios.

“Seguimos avanzando en la transformación de la ciudad y vamos logrando crear un ecosistema natural y un microclima adecuado, reduciendo la sensación térmica de nuestra ciudad, además de un ambiente más sostenible y una Barranquilla más amigable para todos”, destacó Salah, refiriéndose a los logros de ‘Siembra Barranquilla, que empezó el año pasado y proyectado a cinco, con una meta de plantar 250.000 árboles, la mayoría adultos y especies nativas.

A corte de septiembre pasado ya habían sido sembrados 81.224 árboles, de la meta de llegar a 100.000 antes de que acabe el año; es decir, el 40 por ciento de lo proyectado.

Además, los registros señalan que, en el primer semestre del 2019, han reverdecido 110.000 metros cuadrados para el disfrute público. La meta en este caso es llegar a un millón de metros cuadrados, siendo la base la adecuación de 120 parques más.

A corte de septiembre pasado ya se habían sembrado 81.224 árboles. La meta es llegar a 100.000 antes de finalizar el año.

 

La labor, también considerada como una medida adoptada frente a los efectos del cambio climático, es generadora 936 empleos de manera directa, que incluyen a 890 en la parte operativa.

En cuanto a la inversión, entre el 2018 y septiembre del 2019, se haya distribuida en tres componentes: arborización, 31.184 millones de pesos; paisajismo, 25.975 millones; y mantenimiento, 15.293 millones de pesos.

En el presupuesto del 2020, lo relacionado con el medio ambiente contempla una inversión de 154.173 millones de pesos.

Como no se trata de la simple siembra, Salah hizo relación al plan de mantenimiento que rehabilita, restituye y recupera cada zona verde de la ciudad, además de los parques, plazoletas, rotondas y bulevares. Igualmente, la socialización que lleva a cabo la ADI en las comunidades.

“El objetivo es sensibilizar y crear conciencia ciudadana sobre el uso de las zonas verdes y los parques de la ciudad, campañas tales donde la comunidad participa activamente y se ha mostrado comprometida frente al cuidado y preservación de estas zonas”, anotó el funcionario.

A través del segundo de los programas, ‘Todos al parque’, los indicadores dan cuenta de los avances a satisfacción y se resumen en la recuperación de 148 espacios, que suman un millón 100 mil metros cuadrados, 400.000 de ellos en zonas verdes y un inventario forestal de 20.000 árboles.

Piloto privado, modelo

Todo el proceso ecoambiental por el que hoy transita Barranquilla, ranqueada en el puesto 34 de las ciudades sostenibles en Latinoamérica,había comenzado a ventilarse desde hacía 10 años; sin embargo, adquirió fuerza después de ver el resultado de un plan piloto que le donó la empresa cementera Argos a la ciudad en el 2017.

En ese entonces, quien hoy ha sido elegido como el nuevo alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, desde el cargo que ocupaba como gerente de Desarrollo del Distrito, destacó la importancia del aporte.

“Es importante pensar en el futuro, pues el cambio climático y los desafíos que esto arroja, nos obligan a pensar en dejarles un legado a nuestros hijos y a nuestros nietos. En este sentido, si nosotros seguimos desarrollando y urbanizando la ciudad, tenemos también que buscar maneras para mitigar nuestro impacto con el medio ambiente”, expresó Pumarejo.

A manera de retribución y previa realización de un diagnóstico de la silvicultura urbana como complemento al Plan de Ordenamiento Territorial –POT–, en el que se confirmó que la vegetación es bosque seco tropical, Argos adecuó el denominado Parque Palmas del Río, en el norte, en 8.500 metros cuadrados arborizado con especies nativas, canchas deportivas, ciclorrutas, juegos infantiles, y un drenaje que permite usar el agua lluvia en el sistema de riego de las áreas verdes, todo mediante una inversión de 1.381 millones de pesos.

Al mismo tiempo, la empresa aportó el ‘Manual de Silvicultura Urbana para Barranquilla’, compendio que traza rutas efectivas para que la ciudad haga realidad la meta de la administración Char de ser: ‘Barranquilla, Ciudad Verde de Colombia’.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.