Multiplicando con amor los panes y los peces en La Guajira

Opinión
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

…“Y tomando los cinco panes y los dos peces y levantando los ojos al cielo, bendijo, partió los panes y los dio a sus discípulos para que los distribuyesen; también partió los dos peces para todos. Y comieron todos hasta que quedaron satisfechos.

Y recogieron doce cestas llenas de los trozos que sobraron de los panes y de los peces. Los que comieron eran cinco mil hombres”. De esa magistral forma culmina el hermoso evangelio de la multiplicación de los panes y los peces, el cuál es, de los más significativos milagros de Jesús en las Sagradas Escrituras.

Y es que la necesidad de alimentación de las comunidades, ha sido un componente fundamental de la historia de la humanidad, lo cual ha llevado a la especie humana a la recolección de frutos silvestres, al cultivo de la tierra, la pesca, el consumo de carne animal y a la implementación de variadas prácticas culinarias. Sin embargo, debido a la acelerada explosión demográfica, el calentamiento global, el estilo de vida, las preferencias dietarias, la inequidad, la pobreza extrema, la alimentación inconsciente y la industrialización desmedida de la producción de comida, la seguridad alimentaria de la humanidad se ha visto impactada negativamente; esto ha generado la creciente tendencia en el ser humano a padecer enfermedades como la diabetes, el cáncer, la obesidad, el sobrepeso, la malnutrición y la desnutrición, pues en el objetivo tendiente a abastecer la demanda de alimentación del planeta se ha abusado de la naturaleza, disparado el consumismo, contaminado químicamente alimentos, recrudecido la crueldad animal e incrementado el desperdicio sistemático de comida.

Frente a esta crítico panorama, nacen los bancos de alimentos inicialmente en Estados Unidos en la década de los años sesenta, cuyo objetivo fue rescatar los alimentos a punto de ser desechados, recolectar aquellos que eran rechazados por defectos en su envasado, que estaban a punto de vencerse o que no reunían las condiciones para ser comercializados por defectos que no afectaban la consumibilidad de los mismos. De esta forma, personas, familias y comunidades en situación de vulnerabilidad, podrían acceder a ellos, de forma gratuita o a muy bajo costo. Posteriormente en la década de los años ochenta, esta iniciativa se establece en Canadá y Francia, y más adelante, se crean en otros países hasta llegar a Colombia hace casi veinte años, conservando su condición de entes sin ánimo de lucro que promueven la seguridad alimentaria en el país.

El 4 de abril de 2019, gracias a la Diócesis de Riohacha liderada el Señor Obispo, Monseñor Héctor Salah Zuleta, con el apoyo de Chevron presidida por Marc Pyne, Caring for Colombia y la Fundación Proyecto de Sostenibilidad Wayuú -Prosowa- que dirige Pilar Verú, nace el primer Banco de Alimentos de La Guajira, el cuál abrió sus puertas de la mano de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia -Abaco- cuyo propósito es agremiar y acompañar en su operación y fortalecimiento al sistema nacional de estas entidades que ya cuenta con 19 bancos en el país.

El lamentable panorama local marcado de forma dolorosa con las inocentes vidas de los niños y niñas que han perdido la batalla ante el grave flagelo de la desnutrición y causas asociadas a ello, generadas por situaciones como: la inestabilidad gubernamental, la corrupción, la postración económica,los efectos del cambio climático, la migración masiva, la pérdida de costumbres dietarias y la pobreza extrema, impulsaron la iniciativa de crear un Banco de Alimentos a través de la alianza de la Iglesia Católica con el sector privado y las ONG. Esta loable tarea se apoya además en un activovoluntariado conformado por un grupo de laicos comprometidos, quienes aunando esfuerzos, desarrollan este macroproyecto social para favorecer a los más vulnerables de una manera transparente y con un enfoque multidimensional de derechos, inclusión y sostenibilidad ambiental. Los ejes de esta obra social son el amor al prójimo, la solidaridad y la generosidad, en beneficio de los más necesitados.

El pasado 6 de septiembre celebramos su nacimiento a través de un significativo evento inaugural en el marco del cuál, sus fundadores hicieron un enérgico llamado a articular esfuerzos para que el Banco de Alimentos crezca y se fortalezca con el permanente apoyo de todos nosotros para seguir multiplicando con amor, los panes y los peces en La Guajira.

marisab1393@hotmail.com