Exaltan a un personaje del folclor y la radio

Opinión
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ismael Darío Fernández Gámez, nacido en el barrio Hormigueral de Villanueva, hijo de un humilde viajero y músico Abel Darío Fernández Rodríguez y una humilde dama, Olga María Gámez. De esta unión se conjuga la cultura con el amor para dar como resultado su humildad y su vocación de servicio.

El honorable Concejo de Villanueva en pleno y la voz de pueblo han manifestado que estaban en mora de hacerle un reconocimiento a este periodista y hombre de la radio que le tiene tanto amor a su tierra natal Villanueva, a su Guajira y a su región. Ismael hereda la cultura y la inteligencia de su abuelo Manuel Fernández Frías, maestro de la música; fue un muchacho inquieto, su ocurrencia con su primo hermano Fausto Fernández de hacer de un radio viejo una emisora local, sin temer que le sobraran o le faltaran piezas para el invento, su idea era la creatividad de lo que le gustaba y poder ir cosechando sus sueños.

Así comienza a dar paninos y con la accesoria del señor Rafael Lucas Martínez de crear la primera emisora de Villanueva, con tremendo nombre, Ondas Latinas, que solo se sintonizaba en el barrio Hormigueral, siendo sus locutores de fórmula Hugues Elexo Rosado y Rodrigo Urdiales, más adelante al lado de ‘Nacho’ Araújo para mejorar su vocación sale a San Juan del Cesar como locutor en la radio Impacto Popular y en la voz de la provincia con Hamilton Daza.

Por los caminos de la vida quien lo terminó de criar fue su segunda madre Mogola Gámez, que lo apoyaba en sus ideas y así se dirigió a Riohacha donde vivía su querida madre Olga María Gámez, allí dirigió programas en radio Almirante y Ondas de Riohacha; fue comunicador del radio periódico El Flechazo bajo la dirección de Álvaro Flórez, nunca olvidó su tierra natal y de Riohacha se venía a parrandear con sus hermanos y sus amigos a el Festival Cuna de Acordeones y a las fiestas patronales de Santo Tomás de Villanueva y así hacer parte de esa fuente del folclor con su expresión de cultura, que nace y se desarrolla como una planta en el terreno de la vida social para bien de la comunidad.

Ismael Darío es un hombre muy sencillo y con sentido de pertenencia, se hace de la nada, hoy en día el pueblo lo aclama por ese calor humano de humildad y vocación de servicio. Al lado de una buena sombra, su querida esposa Demis Pacheco, quien se ha convertido en su guía, su mano derecha con valores y perseverancia, fórmula dual para obtener éxitos en la radio Cardenal Estéreo y en el periódico Diario del Norte, la voz del pueblo la democracia participativa.

Ismael Darío dio un paso grande de las humildes calles del barrio Hormigueral a las alfombras de los grandes escenarios del país, ya el Cardenal Guajiro está volando lejos.

yiya_elena@hotmail.com

Sondeo