Que celebramos los guajiros el 7 de agosto de 1819

Opinión
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En el marco del Bicentenario (1819-2019) y por muchos años se ha estado celebrando como fecha patria el 7 de agosto de 1819, donde nuestros valerosos guerreros derrotaron al ejército español, comandado por el coronel Francisco Jiménez y José María Barreiro en el pantano de Vargas, en el cruce del río Teatino, en inmediaciones de Tunjao Batalla del Puente de Boyacá, y se nos ha dicho en nuestros centros educativos, que fue la confrontación bélica que garantizó el éxito de la Campaña Libertadora comandada por los héroes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, con la arremetida del pacificador Pablo Morilla, quien pretendía reconquistar estas colonias en poder de los españoles, perdiendo significativamente en estas contiendas históricas.

Se ha comprobado mediante investigaciones historiográficas y por historiadores reconocidos y con muchas evidencias sobre el tema, que existieron otras batallas en tierra y en mar que sellaron definitivamente la independencia de La Gran Colombia y son de mayor valía militar, que la sucedida en el Puente de Boyacá.

Existen novedades ideológicas alrededor de estas confrontaciones que se libraron en otros escenarios como en lo social, político, religioso y específicamente en la religión católica que utilizó el pulpito como campo de batalla de algunas iglesias de la época. Sacerdotes fieles al Rey contra otros rebeldes fieles a los patriotas. Se utilizaba el pulpito con las misas en la época de la independencia, la mayoría se daban en latín de espalda a los fieles que no la entendían bien y en el sermón, algunos sacerdotes si decían lo que pensaban y lo que estaba pasando con estas batallas y la dominación española. La independencia expulsó al Rey para España y no a Dios quien se quedó con la creencia de Jesucristo que reinaba y reinará en el corazón del ejercito Libertador por muchos años, conformado por 2.850 combatientes y en sus filas se encontraban mestizos, criollos, mulatos, zambos, negros e indígenas, comandados por el general Simón Bolívar.

Se dice que la razón principal del confrontamiento de patriotas y realistas, no fue la toma del Puente de Boyacá. La Batalla se llevó acabo allí en ese punto geométrico y estratégicopara impedir que el Ejercito Realista llegara a tomarse la ciudad de Santa Fe de Bogotá y tenían que impedírselo a como diera lugar y lo lograron los patriotas al mando de Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander.

Bolívar conforma una organización política y administrativa, también organizó nuevas tropas. Santander fue nombrado vicepresidente de la Nueva Granada. Los mandatarios realistas fueron sustituidos por patriotas.

La Gran Colombia inicia en 1819 hasta 1831, luego viene La Nueva Granada, de 1831 a 1858, luego llega La Confederación Granadina, 1861 a 1863, luego viene los Estados Unidos de Colombia y de 1886 hasta nuestros días 2019, 200 años de confrontación fratricida. El puente de Boyacá que se encuentra construido en la actualidad no es el mismo que observamos hoy en día. El 7 de agosto de 1919, el presidente Marco Fidel Suárez realizó su reconstrucción o remodelación con un parque en su entorno que también se ha venido remodelando para recordar esta histórica fecha patria.

Después de la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819, se realizaron otras batallas más importantes que la anterior, contra la corona española como la Batalla de Carabobo, en Venezuela, la de Pichincha en Ecuador, Junín, Ayacucho, y el año siguiente de 1820, se realizaron las batallas definitivas que despeja completamente el poderío español del mar del norte y el 24 de mayo de 1820, con la Batalla Laguna Salada en Riohacha, el 20 de noviembre de 1820, la Batalla sangrienta de Ciénaga y la que sella la derrota inmarcesible del poderío español, fue librada el 24 de julio de 1823, siendo el héroe y mártir Almirante José Prudencio Padilla López, el actor indiscutible de estas faenas bélicas independentista. Fundador de la Escuela Naval de Cadetes, en Cartagena de Indias, la que lleva actualmente su nombre.

Sondeo