Las amenazas proferidas contra Uriel Guerra Molina, candidato a la Alcaldía de Urumita, para quienes conocen sus cualidades, saben que se trata de una intimidación sin validez alguna, pero en la vida pública estos casos se han vuelto recurrentes.

Entiéndase como “politiqueros en potencia” a aquellos que de la noche a la mañana, son candidatos al Concejo municipal, que como si fuese una vacante o una feria de empleo, ven en tan “honorable” cargo de elección popular, la oportunidad de conseguir un trabajo.

Así se le devolvió el tiro a la Fiscalía con el show mediático que montó para capturar a Aida Victoria Merlano -hija de la prófuga excongresista Aida Merlano Rebolledo-, la madrugada del viernes 4 de octubre, cuando agentes del CTI llegaron fuertemente armados hasta su residencia del barrio Villa Santos de Barranquilla, y en un procedimiento exprés y de película le echaron mano, la exhiben como trofeo ante los medios esposada como si se tratara de una peligrosa delincuente, y luego suben a un avión con destino a Bogotá.

Más artículos...

Sondeo