Esta columna fue publicada por los medios impresos de Cartagena en 1967, elaborada por mi padre Cicerón Cabarcas Puello (q.e.p.d.), Cartagena, 26 de abril de 1932 – Riohacha, 6 de diciembre de 1997.

Cuando yo era pequeño me enseñaron en clases de matemáticas que “el orden de los factores no altera el resultado”. Este enunciado es una ley de las operaciones matemáticas; en este caso de la multiplicación.

Todo principio tiene su fin. Pasamos de gotas a chorros y viceversa. Los políticos llegaron a donde iban, se estancaron, beneficiándose de manera personal y familiar, aprovechándose de los derechos políticos hasta privatizarlo en pocas manos, desdibujando los términos de participación democrática, que no son selectos ni mucho menos indiscriminados en el panorama popular.

Este 16 de noviembre se cumplen 3 años de intervención por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a Electricaribe.

Más artículos...

Sondeo