La fibromialgia

Salud
Typography

La fibromialgia (FM) es un trastorno de dolor crónico común y complejo que afecta a las personas física, mental y socialmente.

En el pasado, la fibromialgia también se denominaba fibromiositis y fibrositis. Se caracteriza por dolor crónico generalizado, múltiples puntos sensibles, procesamiento anormal del dolor, trastornos del sueño, fatiga y a menudo, trastornos psicológicos. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer; las molestias graves son extremadamente debilitantes y pueden interferir con las actividades diarias básicas de las personas.

Si bien ocurre con mayor frecuencia en las mujeres, afecta a hombres, adolescentes y niños (muy ocasionalmente) y a todos los orígenes étnicos. La condición afecta generalmente a personas entre los 35 y los 55 años. No es mortal y a pesar que el dolor, la fatiga y otros síntomas pueden empeorar con el tiempo, no hay daño ni inflamación evidente en los músculos o en los órganos internos.

Antecedentes históricos

La palabra fibromialgia procede del latín fibra, que se refiere al tejido fibroso (el que se encarga de unir los demás tejidos entre sí),del griego mío (músculo) y algia (dolor). Aunque la fibromialgia no se definió hasta finales del siglo XX, se descubrió mucho antes.Las descripciones en la literatura médica se remontan a principios del siglo XVII y algunos expertos en paleopatología creen reconocer FM en textos de la antigüedad, como el “Libro de Job”.

Causas

Investigaciones recientes han sugerido un componente genético; el trastorno se ve a menudo en las familias, entre los hermanos o las madres y sus hijos. La fibromialgia a menudo ocurre después de un trauma físico, como una enfermedad aguda o lesión, que puede actuar como un "desencadenante" en el desarrollo del trastorno. Se está dedicando cada vez más atención al sistema nervioso central como el mecanismo subyacente de la FM. Estudios recientes han sugerido que los pacientes tienen trastornos generalizados en el procesamiento del dolor y una respuesta amplificada a estímulos que normalmente no serían dolorosos en individuos sanos

Síntomas

El dolor crónico generalizado es el síntoma principal de la fibromialgia. La mayoría de las personas también experimentan fatiga de moderada a muy severa, trastornos del sueño, sensibilidad al tacto, luz y sonido y dificultades cognitivas. Muchas personas también experimentan otros síntomas y condiciones superpuestas, como el síndrome del intestino irritable, lupus y artritis. Las características más importantes del padecimiento son:

Dolor: El dolor de la fibromialgia es profundo, crónico y generalizado. Puede migrar a todas las partes del cuerpo y varían en intensidad. Se ha descrito como dolor punzante profundo, con palpitaciones y puede haber espasmos. Las quejas neurológicas como entumecimiento, hormigueo y ardor están a menudo presentesy seagregan a la incomodidad del paciente. La severidad del dolor y la rigidez es a menudo peor en la mañana. Los factores agravantes que afectan el dolor incluyen el clima frío / húmedo, el sueño no reparador, fatiga física y mental, actividad física excesiva, inactividad física, ansiedad y estrés.

Fatiga: En el mundo de hoy muchas personas se quejan de fatiga; Sin embargo, la fatiga de la FM es mucho más que estar cansado después de un día, particularmente ocupado o después de una noche de insomnio. La fatiga de la FM es un todo que abarca un agotamiento profundo que puede interferir con actividades ocupacionales, personales, sociales o educativas.

Problemas para dormir: Muchos pacientes con fibromialgia tienen un trastorno del sueño asociado, impidiendo que este sea profundo y reparador. Los investigadores médicos han documentado anormalidades específicas y distintivas, por ejemplo: en la etapa 4 del sueño profundo las personas con FM son constantemente interrumpidas por ráfagas de actividad cerebral similar a la de un estado de vigilia, limitando la cantidad de tiempo que pasan en el sueño profundo.

Otros síntomas / condiciones superpuestas: Los síntomas adicionales pueden incluir: intestino y vejiga irritable, dolores de cabeza y migrañas, síndrome de piernas inquietas. La memoria y concentración pueden estar alteradas. Además, hay sensibilidad de la piel y erupciones, sequedad de ojos y boca, ansiedad, depresión, zumbidos en los oídos, mareos, problemas de visión, síntomas neurológicos y alteración de la coordinación

Diagnóstico: El American College of Rheumatology desarrolló nuevos criterios de diagnóstico en 2010. Estos criterios no utilizan puntos sensibles, sino que se centran en que el dolor sea generalizado y esté acompañado de síntomas relacionados, como problemas para dormir, problemas para pensar con claridad y fatiga. Dado que las personas con FM tienden a lucir saludables y las pruebas convencionales suelen ser normales, es necesario que un médico con conocimientos sobre el trastorno(Reumatólogo) sea necesario para hacer un diagnóstico. Los médicos deben descartar otras causas de los síntomas antes de hacer un diagnóstico de fibromialgia.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de sus síntomas, edad y estado de salud general. También dependerá de qué tan grave es la condición.

No hay cura para la fibromialgia, pero los síntomas se pueden controlar. Los casos leves pueden mejorar con la reducción del estrés o los cambios en el estilo de vida. Los casos más graves pueden necesitar ser tratados con un equipo, que puede incluir su médico general, un reumatólogo, una fisioterapeuta y una clínica para el manejo del dolor.

El tratamiento para la fibromialgia incluye especialmente:

• Educación sobre la fibromialgia y el establecimiento de objetivos.

• Cambios en el estilo de vida, incluida la reducción del estrés.

• Ejercicio de por vida.

• Técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular.

• Medicamentos que reducen el dolor y mejoran el sueño.

Para vivir plenamente a pesar de la fibromialgia, es necesario reducir el estrés, dormir bien, hacer ejercicio regularmente, comer saludablemente y controlar los síntomas. Las siguientes estrategias son convenientes:

• Reduzca el estrés: Evite las situaciones que le causen estrés. Tome tiempo para relajarse. Practique ejercicios de relajación como técnicas de respiración y meditación

• Duerma bien: Se puede mejorar el sueño implementando un régimen de sueño saludable. Esto incluye irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días; asegurarse que el ambiente para dormir sea propicio para dormir (es decir, tranquilo, libre de distracciones, una temperatura agradable en la habitación, una cama de apoyo). Evitar la cafeína, el azúcar y el alcohol antes de acostarse

• Haga ejercicio regularmente: Estírese cuando se despierte. Hacer ejercicios aeróbicos de bajo impacto, como, por ejemplo, caminar, nadar y hacer bicicleta estática puede ser de mucha ayuda. Haga ejercicio por lo menos 30 minutos tres veces por semana. Las primeras veces que usted haga ejercicio, puede que sienta un poco de dolor, con el tiempo se aliviará. El ejercicio evita la atrofia muscular, mejora la circulación e incrementa la fuerza y el vigor musculares.

• Adopte posturas adecuadas: La educación postural permite que músculos y articulaciones aprendan de nuevo la manera correcta de llevar a cabo acciones triviales que puedan tener. El uso de plantillas puede ser muy beneficioso.

• Las terapias alternativas, como el masaje, la liberación miofascial, la acupuntura, la quiropráctica, los suplementos de hierbas y el yoga, pueden ser herramientas eficaces para controlar los síntomas de la fibromialgia.