El futuro de La Guajira

Editorial
Typography

Mucho se tiene que trabajar en La Guajira para que su gente logre en el mediano plazo gozar de una mejor calidad de vida que necesariamente se traduce en la eficiente prestación de los servicios públicos, acceso a la educación, a la salud, al trabajo y a una vivienda digna.

Para ello se debe dinamizar su economía a partir del turismo y las energías renovables, aprovechando sus recursos naturales como el  sol y el viento que ofrece el Departamento para el impulso de varios proyectos en diferentes lugares.

El profesor Francisco J. Mojica planteó recientemente en un encuentro académico en Riohacha, que la economía y la sociedad de La Guajira no pueden seguir viviendo de quemar gas y carbón, ni haciendo más de lo mismo, e hizo un fuerte llamado a la innovación.

Dice que existen obstáculos por superar en la base económica, infraestructura e institucionalidad, y que para cambiar se debe leer el futuro en sus diversas tendencias y en globalidad.

En ese orden de ideas, entonces el llamado es al Gobierno departamental y a los entes territoriales para que defiendan los intereses del Departamento frente a los diferentes proyectos de energías limpias que distintas empresas del país ya están trabajando, especialmente en territorio indígena.

Es importante que se tenga claridad de lo que gana el Departamento con esas iniciativas, toda vez que se presenta como una posibilidad para generar desarrollo social y económico a una comunidad que sigue esperando gozar de una mejor calidad de vida.

Al tema de las energías limpias se le suma la actividad turística, un renglón importante de la economía que se debe fortalecer si realmente se busca generar empleo.

La Guajira es un departamento con muchas potencialidades a partir de sus recursos naturales, que indudablemente ayudará a despegar su desarrollo social y económico, pero se requiere también que su gente se involucre porque es un tema de todos.

Por ello la comunidad es clave para lograr la transformación de La Guajira, y es necesario que ayuden en ese propósito a partir de sus propias responsabilidades porque no todo se le puede dejar a quienes están en el ejercicio del poder.