El regreso de Fabio Velásquez

Editorial
Typography

Luego de recuperar su libertad por vencimiento de términos, reasume sus funciones como alcalde de Riohacha, Fabio Velásquez Rivadeneira, elegido popularmente para el periodo 2016–2019.
Llega cargado de fe y renovado en la palabra del Todopoderoso para seguir administrando los destinos del Distrito, después de la dura prueba que le tocó vivir en la Cárcel La Picota de Bogotá, durante un año y dos meses.
Si bien es fundamental aferrarse a un Ser Supremo, le corresponde al mandatario reasumir sus funciones con nuevos criterios para administrar, en donde se dé paso a actuar diligentemente, y se convierta en ejemplo por el manejo pulcro de los recursos públicos.
Las oportunidades son únicas en la vida, y se deben aprovechar de la mejor manera posible, más en un Distrito donde varios procesos se encuentran atrasados, generados inicialmente por la situación legal vivida por el alcalde, razón por la cual debe retornar a las actividades con ese deseo que ha expresado de trabajar para avanzar en lo que ya está en ejecución.
La dura prueba del alcalde le debe permitir administrar con tranquilidad, con honestidad, apegado a los fundamentos de ley y generando causa común con los señores concejales, para seguir superando la crisis social y económica que se vive en el Distrito.
Hay mucho por trabajar, por eso señor alcalde, debe demostrar con el ejemplo que realmente Riohacha cuenta con un funcionario renovado, con deseos de seguir sirviendo a su tierra desde lo público, para que todas esas iniciativas que trabajó en su primer año de gobierno y que ya están en proceso de ejecución, se muestren como unas obras construidas en lo que reza en los contratos, y donde quede claro el servicio que la gente está esperando.
No es hora de revanchas y enfrentamientos, es hora de entender que la unidad es lo que ayudará a vencer las adversidades, y eso lo dejó saber el alcalde Fabio Velásquez Rivadeneira, la noche del domingo en la iglesia donde se congregó para entregar su testimonio, y donde su madre le reiteró todo su amor con la seguridad que llegó para administrar apegado a la ley.
A los aduladores de turno flaco favor le hacen al alcalde, porque lo indispensable es rodearlo para trabajar por la comunidad y no para satisfacer apetitos particulares.
Los ciudadanos del Distrito que eligieron a Fabio Velásquez Rivadeneira, como su alcalde por elección popular, confían en su talante como persona, pero también que demostrará en el camino que está ejerciendo autoridad y trabajando de manera eficiente para sacar adelante todos esos proyectos que enrumben a la capital de La Guajira a la prosperidad.