Denuncian acosos sexuales y corrupción en el arbitraje del fútbol colombiano

Óscar Julián Ruíz, exarbitro colombiano.

Deportes
Typography

Un nuevo escándalo de índole sexual sacude al fútbol colombiano y esta vez compromete al arbitraje profesional.

Harold Perilla, Carlos Chaves, Julián Mejía y Javier Reina, quienes se desempeñaron como referees en el balompié nacional, denunciaron que varios compañeros de mayor trayectoria e influencia tuvieron comportamientos inadecuados con ellos.

"La denuncia la hago por acoso sexual, Óscar Julián Ruíz me acosó, me pedía que tuviera relaciones con él, me decía cosas morbosas, en alguna temporada intentó tocarme los testículos y la cola", dijo ante los micrófonos de W Radio el árbitro Perilla, quien relató que el reconocido juez del Meta quería impulsar su carrera a cambio de acceder a sus pretensiones.

"Inicialmente me hacía insinuaciones, siempre quería tener contacto físico, me decía que probara algo nuevo, que con él lo iba a tener todo, yo nunca accedí a sus pretensiones", agregó Perilla, quien no pudo contener las lágrimas a medida que avanzaba en su narración de los hechos. "Con Óscar Julián Ruíz fueron varios episodios de acoso. El más grave fue en una pretemporada en un pasillo, se me acercó y me mandó la mano, se la quité, y me retiré con impotencia".

Además, el juez también acusó a Imer Machado de tener comportamientos abusivos con él. "Lo conozco desde el 2006, me hacía bullying, me acosaba, me cogía los testículos, yo me enojaba".

Cuando intentó poner en conocimiento de la dirigiencia del fútbol lo que esta sucediendo, Perilla comentó que fue duramente criticado por el presidente de la Dimayor por eso. "El doctor Jorge Enrique Vélez me trató mal sin conocerme, él es cómplice de toda esta estructura, cuando pedí cita para denunciar estas cosas me comenzó a decir muchas cosas. Tan pronto me vio me dijo: Usted no me viene a hacer encerrona, usted es un petardo, usted la cagó".

Ante los sucedido, el exjuez FIFA decidió interponer una denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación contra los presuntos acosadores.

Por su parte, Julián Mejía también acusó a Óscar Julían Ruíz de presionarlo en el trabajo para conseguir relaciones sexuales, pero se resistió. "En un partido con Centauros en un pasillo él se me acerca y me dice Óscar Julián Ruíz “Este paga impuesto hoy en la noche”, yo me volteé y le dije “conmigo no jodás", relató.

Los denunciantes también revelaron que existe discriminación dentro del gremio arbitral colombiano y que Ruíz ejerce un gran poder de decisión sobre sus hombres más cercanos. También señalan que no existe un metódo eficiente para evaluar el desempeño de los jueces durante el campeonato de fútbol colombiano.

"A los árbitros los calificaban con una sola hoja, yo intenté que se montará un sistema. Hay corrupción en el arbitraje colombiano, no hay un método para calificar a los árbitros", expresó Javier Reina.

Por último, los entrevistados pidieron que la Federación Colombiana de Fútbol establezca parámetros de ética y transparencia al interior del colegiado para lograr que este tipo de sucesos no se repitan y le pidieron a otras víctimas hablar para desmontar este esquema de corrupción.

 

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir todas las noticias de nuestro Caribe.